Psicología Archive

Tipos de trastorno disociativo


El trastorno disociativo produce una confusión en la identidad y precepción de uno mismo. Es decir, se produce una experiencia de separación o disociación con la propia identidad. Además, este trastorno puede influir en cualquier área del desempeño psicológico.

El paciente con trastorno disciativo en Sevilla siente como si estuviese fuera de si mismo. Puede acompañar de falta de memoria o amnesia.

El episodio de disocación suele producirse a causa de un evento muy traumático. Por ejemplo una violación, un accidente, etc.



Tipos de trastorno disociativo

En realidad hay varios tipos de trastornos disociativos:

  • Amnesia disociativa
  • Trastorno de despersonalización
  • Trastorno de identidad disociativo

La disociación se considera una desconexión entre los recuerdos, pensamientos, sentimientos y experiencias de un individuo. Es complicado de entenderlo si no se ha vivido.

Una persona sin el trastorno puede haber vivido algun momento en su vida donde tiene una sensación parecida. Como si lo que estuviese haciendo fuese un sueño, la vida de otra persona, etc.

Es una situación donde se pierde el contacto con la realidad. No a través de alucinaciones como puede ser un brote psicótico, sino como una desunión de mente-cuerpo.



¿Cual es la causa de esta enfermedad?

Hay que entender una cosa. Durante un momento muy fuerte y traumatico como puede ser una violación, la persona necesita evadirse. La disocación o despersonalización es un mecanismo de defensa en el cual la mente de la víctima se evade para poder soportar esa vivencia tan terrible.

El problema surge cuando se mantiene después en el tiempo sin haber un motivo necesario. A esto se le llama trastorno disociativo.

Por supuesto, no siempre tiene que ocurrir un trauma tan fuerte. A veces puede ser periodos de gran ansiedad o estrés donde somete a la persona a mucho esfuerzo psicológico.

Cada individuo tiene su propio limite. Es decir, una capacidad diferente para aguantar las malas vivencias.



Trastorno de identidad disociativo

La mayoría de los factores que influyen en el desarrollo del trastorno de identidad disociativo son las siguientes. Actividades frustrantes por ejemplo laborales o sociales y momentos muy perturbadores como un accidente de tráfico. Incluso una mala infancia, difícil de asimilar.

En cuanto a los síntomas, nos podemos encontrar:

La existencia de varias identidades. Aquí cada identidad va acompañada de alteraciones en la memoria y los hábitos. Esto puede ser notado por otros individuos o personal sanitario.

Amnesia en actividades cotidianas y recuerdos a largo plazo. Este trastorno dificulta mucho una buena relación social y laboral con su entorno. , la información privada y los acontecimientos perturbadores del pasado.

Por ejemplo las preferencias de una identidad sobre ropa o gustos en la alimentación puede cambiar con otra. Todos estos cambios son indeseables en el paciente, es decir, son involuntarios.



¿Qué siente la persona con trastorno de identidad disociativo?

La sensación del paciente con trastorno disociativo siente como si estuviera dentro de varios sistemas de identidad. Cada uno tiene su propia manera de pensar y razonar, con sus propios hábitos y preferencias. Es esencial tener en cuenta que, aunque estas identidades sean diferentes, todo es producto de un solo individuo.

En el caso de tener un trastorno disociativo, la dificultad en la adaptación laboral puede ser fácil o difícil. Esto es porque produce desde pequeños hasta considerables problemas.



Trastorno de identidad disociativo y la realidad

Ahora vamos con la realidad. ¿Realmente existe el trastorno de identidad disociativo?. Las películas como “Psicosis” o “Split” han generado mucha expectación sobre esta enfermedad.

Sin embargo, las personas con cualquier tipo de trastorno disociativo presentan mucha confusión y en algunos casos psicosis. No presentan identidades tan definidas como hacen ver en las películas.

Además, no se ha documentado de manera formal ningún caso de paciente con Trastorno de identidad disociativo, “con 5 personalidades por ejemplo”. Esto es por 2 razones: Bien porque no existe como tal este tipo de trastorno. Bien porque la identidad no está tan definida.

Es decir, una se combina con las demás de manera que el delirio es difícil de documentar.

De hecho en algunos medios psiquiátricos hay incredulidad respecto a su existencia y defienden que es una forma de esquizofrenia. Y por tanto, se debe tratar como tal.

Por supuesto la amnesia disociativa y la despersonalización son trastornos muy documentados y bastante comunes. Sobre todo entre los pacientes con algún tipo de trastorno mental y psicológico.



Riesgos y probabilidad de suicidio

Los niños que han sufrido violaciones suelen tener probabilidad de desarrollar despersonalización (tipo de trastorno disociativo). Casi todos los que desarrollan trastornos disociativos severos han padecido lesiones recurrentes durante la infancia.

Esto es porque durante ese momento es cuando madura y crece el cerebro, y se puede producir un cambio fuerte en la estructura cerebral. De manera que condiciona su forma de gestionar las emociones en el futuro.

El suicidio junto con la autolesión es común en estos pacientes de Sevilla. Más del 60% se han intentado suicidar en algún momento.



Tratamiento del trastorno disociativo

Con un tratamiento adecuado, muchas personas mejoran en cualquier tipo de trastorno. De esta forma su adaptación es mayor tanto a nivel laboral como social.

Como en otras enfermedades mentales, la psicología en Sevilla es de gran ayuda. Encontrar un buen psicólogo es necesario para una correcta readaptación del paciente.

El tratamiento cognitivo conductual y el psicoanálisis son dos formar que se combinan dentro de esta psicología en Sevilla. También gracias a la hipnoterapia se pueden conseguir múltiples beneficios.

Qué es Trastorno Adaptativo Mixto


El trastorno adaptativo ocurre cuando la persona tiene grandes problemas para adaptarse a un evento futuro estresante. Por ejemplo un cambio laboral o un acto cara al público.

Dentro de los síntomas se incluye depresión. También falta de apatía e interés en cualquier actividad en la cual se tiene que adaptar. Por este motivo al trastorno adaptativo se le llama también depresión situacional. Sin embargo, aunque haya depresión dentro de este trastorno, los síntomas no son tan graves como la depresión clásica.

Es decir, por ejemplo no hay síntomas físicos graves como perdida de apetito ni intentos de suicidio. Sin embargo, si puede tener dificultades para dormir y descansar bien.



Duración del trastorno adaptativo

Al final, Una persona que padece un trastorno adaptativo presenta problemas de conducta y emocionales como reacción a una ocasión llena de estrés. Estos síntomas pueden comenzar meses antes del evento estresante. El trastorno suele terminar cuando finaliza el evento. Raro es que dure hasta varios meses después aunque puede ocurrir.

Un trastorno adaptativo no es como el estrés post traumático. Este último se produce debido a un suceso muy traumático en la vida del paciente. Por ejemplo una agresión o un accidente de moto. Debido al suceso y su gran magnitud estresante el paciente puede revivir el estrés otra vez posteriormente.

Es decir, el cerebro del individuo no consigue discernir entre realidad y recuerdo. Por el contrario, el trastorno adaptativo mixto raro es que dure más de 6 meses después del suceso estresante.



Frecuencia del trastorno de adaptación en la población de Sevilla

El trastorno adaptativo mixto es muy común y puede afectar a cualquier persona. Da igual su edad, raza y sexo.

Un trastorno de adaptación puede aparecer a todas las edades. Sobre todo cuando ocurren transiciones importantes. Por ejemplo la boda de una mujer.



Como evitar este problema

A dia de hoy, no hay forma de evitar el trastorno adaptativo. De todos modos, el tratamiento debe basarse en psicología. Así, se podrá aceptar el estrés de esa situación y poder enfrentarse a ello.

La mejor prevención es un remedio temprano. Esto puede disminuir la ansiedad y la duración sintomática. Es importante la comunicación con el psicólogo en Sevilla y así obtener herramientas de conducta.



Cómo diagnosticar este problema en mí o mi entorno

Si piensas que tienes un trastorno adaptativo mixto, debes acudir a un psicólogo especializado en Sevilla. Aún así no existen test ni formas de diagnosticarlo con exactitud. A veces, el médico puede utilizar distinas pruebas como análisis de sangre o diagnostico por imagen como Tac.

Así de puede descartar que los síntomas sean por un problema órganico. Esto último puede producir mucho estrés mental. También es necesario hacer un diagnóstico diferencial con otros trastornos como la depresión y el estrés postraumático.

Al final, si crees que tienes un trastorno adaptativo, lo más probable es que el médico te envíe a un psiquiatra o a un psicólogo en Sevilla.


Tratamiento del trastorno adaptativo

La psicología es la mejor herramienta para tratar este problema. De esta forma se ayuda al paciente a conocer bien su factor estresante. Además es muy positivo que la persona con trastorno adaptativo hable con otras personas que están lidiando con los mismos problemas.

Cuando tienes síntomas de este trastorno, es muy importante el diagnóstico temprano. Se debe evitar de forma absoluta cualquier droga y bebida alcohólica. Esto puede aumentar de manera drástica la ansiedad y el estrés.

La mayoría de las personas con trastorno adaptativo mixto se recuperan del todo cuando termina el evento estresante. Sin embargo, el psicólogo en Sevilla puede enseñar al paciente nuevas formas de lidiar con el estrés.

Trastorno Esquizoafectivo


El trastorno esquizoafectivo es un tipo de trastorno de carácter crónico donde se mezclan tanto síntomas psicóticos como neuróticos. Aquí se incluyen las alucinaciones visuales, sonoras y olfativas así como cualquier delirio. También se añaden episodios maníacos y/o depresivos.

El gran problema del trastorno esquizoafectivo es que se suele diagnosticar mal. Se confunde mucho con el trastorno bipolar o la propia esquizofrenia. En parte se debe a que no hay mucha información de esta enfermedad y de las otras sí.

Por ese motivo, la mayoría de veces el tratamiento suele ser parecido aunque no siempre debe ser así. Todo depende del caso del paciente.

Como se ha comentado, este trastorno es poco común. De hecho, la frecuencia es de solo un 0,4 por ciento en toda la población. Los hombres suelen desarrollarla antes (más pronto) que las mujeres.



Síntomas del trastorno esquizoafectivo

Los síntomas del trastorno esquizoafectivo pueden llegar a ser fuertes. Como en cualquier enfermedad mental o física, el diagnóstico temprano es primordial. Aquí pueden producirse como ya se ha comentado:

Cualquier tipo de alucinación o delirio. Esto último son pensamientos que son irreales aunque el paciente esté muy convencido. Un ejemplo es sentirse perseguido por el demonio o por extraterrestres.



Problemas emocionales

Aquí se puede hablar de ansiedad o depresión. Como se ha comentado, en el trastorno esquizoafectivo, el paciente en Sevilla mezcla las alucinaciones con los síntomas de una persona maniaca o depresiva. Se dan las dos cosas al mismo momento.

Pensamiento desorganizado. Un individuo puede alternar y cambiar de manera rápida entre un tema y otro. Todo de forma inconexa y sin sentido.



Sentimiento frustrado

Cuando alguien tiene un trastorno esquizoafectivo de tipo depresivo puede experimentar emociones de infelicidad. También de inutilidad, poco valor, etc.

Hábitos maníacos. Aquí se incluyen sensaciones de gran euforia. Como de ser intocable y que es capaz de conseguir cualquier cosa.


Causas de la enfermedad

La genética. Como en muchos trastornos, la carga genética es importante aunque no determinante. El trastorno esquizoafectivo tiende a presentarse en varios miembros de la familia.

Pero repetimos, esto no quiere decir que porque una madre tenga el trastorno, el hijo lo vaya a tener. Es cierto que hay una predisposición pero no absoluta.

Estructura cerebral de la persona. Aquí todavía queda mucho por descubrir. Los últimos estudios ha valorado que este trastorno acompaña de una estructura cerebral determinada.

El estrés. Muy importante para cualquier enfermedad mental o física. Si ya hay una predisposición genética, el estrés acentua la probabilidad de padecerla.

Sobre todo hablamos del estrés durante largos periodos de tiempo (meses o años). Un ejemplo puede ser la pérdida de un familiar, de una pareja, laboral. etc.

El uso de drogas. los psicotrópicos de cualquier característica (sobre todo el LSD) induce a desarrollar el trastorno esquizoafectivo.


Diagnóstico del trastorno esquizoafectivo

El trastorno esquizoafectivo puede ser bastante difícil de identificar. Esto es debido a padecer síntomas tanto de esquizofrenia como de trastorno bipolar.

Una persona tiene un trastorno esquizoafectivo si padece los siguientes síntomas:

Padecer un episodio donde conviva al mismo tiempo un episodio maniaco o depresivo con alucinaciones y/o delirios. Por supuesto en ausencia de drogas.



¿Existe un tratamiento para esta enfermedad?

El trastorno esquizoafectivo se puede tratar de varias formas y todas ellas se pueden combinar. Por un lado y el más importante, la toma de medicamentos.

Éstos estabilizarán el estado de ánimo del paciente. También se pueden incluir medicamentos antidepresivos y antipsicóticos.

Es importante la psicoterapia de manos de un psicólogo especializado en Sevilla. De esta forma se apoya al paciente y se le dan herramientas para manejar lo mejor posible los episodios agudos. También se le informa a la familia y amigos de estas ayudas si el paciente está de acuerdo.

Trastorno explosivo intermitente. Cuidado con la pareja


El trastorno explosivo intermitente es un trastorno de conducta donde se producen episodios de rabia sin justificación. Existen impulsos de agresividad difíciles de controlar.

Son personas que “saltan” de rabia sin ningun tipo de causa y de una forma desmedida. Los pacientes con trastorno explosivo intermitente afirman que su sensación es de evadirse de su propia razón.

No son conscientes de sus impulsos durante el episodio. Como si se deshicieran de la carga de sus pensamientos internos y les asaltase esa agresividad.



La gran agresividad del Trastorno explosivo intermitente

Es cierto que las personas con esta enfermedad pueden llegar a dañar objetos y mobiliario. Incluso pueden agredir a animales o personas. Se ha estudiado que este trastorno puede comenzar durante los primeros años de la adolescencia.

Además, el trastorno explosivo intermitente puede acompañar de ansiedad, depresión y drogodependecia. Todo esto suele ser como consecuencia del arrepentimiento o las emociones después del episodio.

Se puede diagnosticar cuando el paciente ya ha experimentado varios episodios de gran agresividad impulsiva.



La calma después de la tempestad

Las enfermos afirman también la gran sensación de alivia después de soltar toda esa ira y agresividad. Es una forma de liberar la energía que contienen y las malas sensaciones.

Por supuesto, tan pronto como el confort desaparece, aparece el remordimiento y la tristeza. El tratamiento en estos casos se basa en el reentranamiento conductual.

Un sistema de aprendizaje para administar la forma de expresar el enfado y la rabia de una manera diferente. Es decir basado en la educación y el aprendizaje.



Los riesgos del trastorno explosivo intermitente en el niño

Como en muchos otros trastornos, las causas son multifactoriales. Se incluyen aspectos genéticos, educativos y sociales. Os presentamos los factores más importantes que influyen en el trastorno explosivo intermitente:



Factor hereditario

Se ha presentado muchas veces la hipótesis de que los atributos que comprende el trastorno se transmiten de ambos padres a los jóvenes.

Aun así, no se ha identificado ningún tipo de gen que ejerza una influencia importante en la introducción de este carácter explosivo e hiriente.



Factor corporal y orgánico

Los informes han sugerido que el desorden explosivo intermitente puede surgir como resultado de una mala gestión entre la excitación e inhibición del individuo.

Es decir, existen ciertas zonas cerebrales que activan o inhiben la respuesta lucha – huída ante un estímulo externo Todo gracias a la hormona serotonina que actua como neurotransmisor.

La serotonina podría estar compuesta de manera diferente en aquellos con trastorno explosivo intermitente.



Factor social y de entorno

El entorno en el que crecerá el niño/a influye mucho en la posivilidad de desarrollar el trastorno. Se ha llegado a la conclusión que los niños sometidos a duros castigos son más propensos a padecerlo. Sobre todo castigos de carácter violento.



Síntomas del Trastorno Explosivo Intermitente

Existen numerosos síntomas en el trastorno explosivo intermitente. Todos ellos varían en función del tipo de personalidad en sí. También en función de su capacidad social para relacionarse y la capacidad de autocrítica. Por supuesto influirá si la persona abusa de psicotrópicos como la marihuana o la cocaína.

  • Gran agresividad física y verbal mediante tono elevado e insultos.
  • Agredir cualquier cosa/ser del entorno.
  • Gran dolor de cabeza después del episodio.
  • Gran estrés y tristeza después del episodio.
  • Sensación de falta de control para razonar y ser consciente del momento.


Consecuencias de esta enfermedad

Aquí viene la peor parte ya que si no se trata este trastorno en Sevilla mediante un psicólogo adecuado puede haber consecuencias desastrosas.

El paciente con trastorno explosivo intermitente en Sevilla puede encontrarse con problemas de adicción de drogas. También encarcelamiento por agresión o incluso homicidio involuntario. Incapacidad para establecer un trabajo cara al público. No poder establecer una familia de manera sana y natural, etc.

Trastorno delirante. Síntomas y cómo actuar


El trastorno delirante en Psicología es en realidad un estado de incertidumbre mental que comienza de repente. Te encuentras que no sabes donde estás, qué hora es, o qué está ocurriendo en el entorno. Se le conoce además como periodo de confusión aguda.

“Luis, un profesor jubilado, fue admitido en el centro médico después de fracturarse la pierna. Unos días después de su operación, su fisio observó que parecía resistirse al hacer la rehabilitación.

Las enfermeras notaron que no tenía muchas ganas de comer. Un analítica de sangre indicó que sus órganos de filtración no funcionaban como deberían, tanto el higado como el riñón.

Un médico y Psicólogo en Sevilla observó que Luis no sabía dónde estaba y por qué estaba allí. Además no podía mantener una conversación fluída.”

Los problemas médicos, la cirugía y los medicamentos pueden dar lugar a un trastorno delirante. A menudo comienza de repente.

Puede impresionar mucho tanto para el enfermo como para el entorno. De forma curiosa siempre se acrecienta más por la noche.



Síntomas en el trastorno delirante

  • No comprender qué esta ocurriendo en tu entorno.
  • Desconocer por qué estas en un lugar ni donde es.
  • No poder mantener una conversación de manera normal.
  • Estar ansioso y preocupado. Con mucha intranquilidad.
  • No tener energía para hacer algo.
  • Estar durmiendo toda la jornada y por la noche moverte mucho por la habitación.
  • Cambios de humor muy repentinos. Se combina entre enfado, miedo, preocupación, frustración, etc.
  • Tener sensación que los sueños son reales. Incluso puede mantenerse ya despierto.
  • Tener alucinaciones tanto sonoras como visuales.


Cuáles son las causas de esta enfermedad

Las causas muchas veces no son claras y pueden ser la suma de varios factores:

  • Infección urinaria donde se filtra bien la orina.
  • Toma de medicamentos de forma incontrolada. Como analgésicos.
  • No beber suficiente agua. También falta de hierro, esto se llama anemia.
  • Afectación de los órganos de filtración como los riñones (ya mencionado) y el hígado.
  • Otros factores.


Hablemos del tratamiento del trastorno delirante

El tratamiento a tiempo es vital en este tipo de problema. Una vez diagnosticado si hay un problema orgánico que lo causa, se debe tratar. Si por ejemplo hay una infección del sistema urinario, se debe medicar con urgencia.

Es importante saber en Psicología cómo ayudar a calmar esa ansiedad e intranquilidad producida por el trastorno delirante:

  • Se le debe informar que puede estar tranquilo y a salvo contigo.
  • Darles la información que necesitan. Por ejemplo donde están o por qué están allí. Se le puede dar un reloj para que lo lleve siempre consigo
  • Darles siempre un sistema de comunicación fácil para que puedan pedir ayuda si la necesitan.
  • Repetir la información que necesita si lo necesita.
  • La persona debe notar que tiene tu atención y estás pendiente de ella. Esto le dará mucha tranquilidad.
  • Tener algo de iluminación durante la noche. De esta forma si se despierta, podrá ver donde está en la habitación.


¿Los ansiolíticos pueden ayudar en el delirio?

Muchas personas con delirio pueden estar tan mal que sea casi obligatorio tomar algo para relajar. Por desgracia, los ansiolíticos agravan el trastorno delirante. Por tanto no es la mejor opción.

En cambio, se puede aplicar una dosis bajas de antipsicótico. Siempre por supuesto bajo supervisión de su psiquiatra.



¿Cuánto tiempo tarda en mejorar el trastorno delirante?

El trastorno delirante suele mejorar mucho con un buen tratamiento. Sin embargo, a veces esto puede llevar varios días o semanas.

Una persona con gran delirio fue rescatada en el mar, con gran hipotermia. Creyó haber navegado por dentro de una ciudad, entre la gente.

Este pensamiento falso fue poco a poco esfumándose de manera gradual. Sin embargo lo comentó durante varios meses antes.



Y después, ¿me encontraré bien? Pronóstico

El trastorno delirante llega a ser muy estresante. Sobre todo esa sensación de no saber qué ocurre o qué te pasa.

Por eso es importante hablarlo después, cuando todo esté más calmado. Sea con el psicólogo en Sevilla, cuidador, con el familiar, con la pareja, amigos, etc.

Ese momento ayuda a entender el problema y no huír de él. Reducir el miedo al trastorno y poder superar mejor esos malos recuerdos.

La mayoría de las personas en Sevilla al realizar de forma más habitual esto se sienten mejor.



¿El trastorno delirante puede volver a ocurrir?

El trastorno delirante puede volver a ocurrir. Sobre todo si la causa que lo ha provocado se vuelve a repetir. Por ejemplo el fallo orgánico.



Es necesario que los médicos que le vuelven a entender conozcan sus antecedentes y el episodio anterior. También las personas que rodean a la persona con trastorno delirante. De esta forma, se puede reconocer y atender más rápido.

En cerca de un tercio de los pacientes se puede evitar el episodio de trastorno delirante. ¿Cómo? cuanto antes se descubra la posible causa, antes se podrá evitar y reducir el riesgo.

Qué es Trastorno desintegrativo infantil


En este artículo os presentamos una crónica de un padre y una hija con trastorno desintegrativo infantil. Gracias a ello, os podremos acercar más a este trastorno, conocerlo más de cerca. Así como su tratamiento en Sevilla.

Estamos en el parque de Maria Luisa, en Sevilla. Candela y su padre Manuel llegaron alli después de 45 minutos de coche. Muy cerca está la consulta de Luis Extremera, psiquiatra infantil, al cual acuden desde hace mucho tiempo.

Candela, ahora de 23 años, fue diagnosticada hace 20 años con un trastorno desintegrativo infantil.

El trastorno desintegrativo infantil es una patología bastante rara en los infantes. La mayoría de las personas nunca ha oído hablar de ella. A esta enfermedad también también se la conoce como la enfermedad de Heller por su descubridor.

Heller fue un educador especial, que la detalló por primera vez a principios del siglo XX. Es un tipo de autismo que aparece en una fase tardía con un carácter regresivo. Es decir, hace retroceder las capacidades obtenidas durante el desarrollo. Se considera una enfermedad rara ya que afecta a 1 de cada 90000 niños.

El trastorno desintegrativo infantil afecta tanto a nivel físico como mental. A nivel orgánico, produce una pérdida del control vesical e intestinal. También a nivel motor.



Cómo empieza el trastorno desintegrativo infantil

Cuando la enfermedad aparece, la velocidad de retroceso en sus capacidades varía mucho. Cabe destacar que en la mayoría de los casos, suele desarrollarse en tan solo unos días o semanas.

Se estipula que casi en el 75% de los casos ocurre esto. Es decir, la velocidad de afectación es muy alta.

Esta pérdida facultativa puede ir anticipada de algunos días de ansiedad extrema y mucho miedo. A veces se puede confundir con episodios de psicosis.

De hecho antiguamente a esta enfermedad se la llamaba psicosis desintegrante por este motivo.

Después de estos síntomas, durante los días siguientes, el niño puede perder el habla y gran capacidad de movimiento. La sensación es como si algo estuviera eliminando todo el desarrollo adquirido.



No todas las habilidades salen afectadas

Los niños con trastorno desintegrativo, sin embargo, pueden mantener ciertas habilidades sin afectación. Esto varía mucho en función del niño/a.

Por ejemplo, Candela en este caso, puede manejar de forma adecuada una bicicleta. Camina bien, no tiene dificultad en la deglución, se viste sola y no lo es muy difícil manejarse en el baño. Esto último en muchos niños con la enfermedad es muy complicado por la poca autonomía.

Con ayuda de su profesor o de Manuel, consigue leer libros de 5º curso de primaria. Esto supone un nivel de lectura por encima de la media en estos casos.



La gran dificultad de Candela

Sin embargo, Candela no consigue hablar de forma adecuada. Ni de forma oral ni escrita, le cuesta bastante. En general prefiere utilizar frases cortas, de una o dos palabras.

Aún así, a veces llama la atención de su padre Manuel ya que en ciertas ocasiones dice frases bastante más largas. Nos comenta que hace poco, vió un anunció en la tele y ella mencionó: “el chico está dando besos para la chica”.

Además su padre comenta que para ciertos juegos de mesa su capacidad de desarrollo es casi la misma que alguien sin la enfermedad.

Al final, el trastorno deintegrativo infantil puede afectar de muchas formas. Raro es que ataque a todas las capacidades de su desarrollo.

Candela necesita cuidados frecuentes y bastante atención. Además presenta bastante apetito aunque en su caso a veces tiene dificultad en la deglución.

Su pensamiento sigue siendo difícil de analizar incluso para su padre. Su psiquiatra y psicólogo en Sevilla le ha comentado que es bastante complicado conseguir nuevas habilidades. Incluso recuperar aquellas que tenía más pequeña.

Sin embargo, es muy importante mantener aquellas actuales.



El trastorno desintegrativo infantil en el Hogar

Aunque Candela tiene este trastorno desintegrativo, como se ha mencionado, puede hacer muchas cosas sola.

Su padre Manuel es muy consciente de esto. Ambos saben que su psiquiatra Luis no puede de repente cambiar la vida de Candela.

Ellos saben que la enfermedad de Candela es demasiado raro como para revelar gran información en su diagnóstico. La idea es conseguir mejorar su calidad de vida y aportar más información sobre este trastorno.

Manuel sueña con proporcionar a la psiquiatria infantil la capacidad de entender mejor la biología de esta enfermedad tan misteriosa.

Quizás de este modo consiga en un futuro cambiar las cosas y proporcionar una ayuda sustancial a Candela.



El amor de un padre y una hija siempre está

Las pizzas aparecen en nuestra mesa mientras dialogamos. Manuel las reparte. Hablamos un poco de todo, lo bonito que es Sevilla, su arquitectura, la comida, la existencia y por supuesto de Candela. Manuel tiene ya 63 años, con un jubilación anticipada. A menudo frena su conversación para responder a Candela que parece estar muy concentrada en lo bueno que está el plato. Incluso atenta a la comida de los demás.

“Candela, hay muchas pizzas”, le reitera Manuel. Nos pide de manera graciosa que no le demos ningún trozo de nuestras pizzas ya que “no hay quien la pare”. “Ha ocurrido otras veces”, afirma sonriendo.

El trastorno desintegrativo infantil no es el único autismo en el que los niños retroceden. Parece ser que casi un tercio de todos los niños con autismo parecen vivir una pequeña regresión antes de su diagnóstico. Aún así, es muy dificil de medirlo.

El retroceso de este trastorno no es como el autismo clásico, es mucho más grave. Tanto en su velocidad como en su nivel.



La importancia de valorar el Pródromo

El pródromo, aquella ansiedad abrumadora y muy intensa que anticipa al trastorno. Su intensidad suele definir como va a ser la enfermedad. Como se ha mencionado, suele ser un episodio lleno de terror y gran miedo en el que el niño/a no puede controlarse y está completamente agitado/a.

En otro caso en Francia, un niño ahora con la enfermedad permaneció en ese estado de agitación aguda varias horas al día, todos los días de la semana, durante 30 días enteros.

Los padres no sabían qué le molestaba ni ocurría. Incluso los médicos buscaban de forma repetitiva la posible afectación por parte de algún virus que le generase ese gran malestar.

Por eso es muy importante siempre un buen diagnóstico temprano por parte de un especialista. Aún así, por desgracia esta enfermedad no se puede evitar. Después de este episodio, este niño perdió al cabo de los meses la mayoría de sus capacidades intelectuales.

Trastorno bipolar en Psicología


Todo el mundo tiene sus cambios emocionales. Sin embargo en el caso del trastorno bipolar los cambios son más llamativos. El trastorno bipolar desencadena severos cambios en el comportamiento, la vitalidad y la reflexión.

Los ciclos del trastorno bipolar se pueden prolongan durante días, semanas o incluso meses. A diferencia de los cambios de humor regulares, los cambios del trastorno bipolar son demasiado intensos.

Esto al final influye en el ámbito familiar, laboral, escolar, etc. Por desgracia, en muchas ocasiones afecta las relaciones interpersonales.



Alternancia del episodio maniaco y depresivo

En un episodio maníaco, tu sensación cambia radicalmente. Por ejemplo es dificil concentrarte, puedes gastar dinero a la ligera, sentirte con mucha energia con solo dormir 3 horas, etc.

En cambio, en un episodio depresivo, estás cansado/a todo el tiempo, te molesta casi cualquier cosa, etc. Es decir, estás muy irascible.



Causas del trastorno bipolar

Las causas no se conocen del todo, pero a menudo parecen tener relación con la genética. No lo es todo, y hay mucha gente que aunque tenga la predisposición, no desarrolla nunca la enfermedad. El primer episodio suele ocurrir durante la adolescencia o la adultez temprana.

El problema es que muchas veces se diagnostica mal durante esas épocas al ser más complicado por los cambios hormonales. Esto produce un sufrimiento innecesario.

Es por ello que es importante conocer los síntomas y dar con un buen psicólogo en Sevilla. Reconocerlo es el primer paso para encontrarte mucho mejor y encauzar tu vida.


Errores más comunes sobre este trastorno

Se pueden pensar que las personas que presentan el trastorno bipolar no pueden mejorar. Como tampoco tener un estilo de vida normal en Sevilla. Esto es un completo error.

Muchas personas con tratamiento tienen un buen trabajo. También un sólido ámbito familiar y grandes amistades. Gracias a la ayuda profesional y las ganas de estar bien del paciente, se puede luchar contra el trastorno bipolar.

Una lucha con bastante eficacia. Por supuesto siempre se debe controlar mediante medicación y apoyo psicológico.



El desequilibrio emocional no siempre es el mismo

Otro error común. Se piensa que las personas con trastorno bipolar varían de forma constante entre la manía y la depresión.

Esto no es del todo cierto. Hay pacientes que fluctúan bastante pero la mayoría tiende más al episodio depresivo. Esto es porque en muchos casos el episodio maniaco es muy corto y la gente del entorno no se da cuenta.



El trastorno bipolar no sólo influye en las emociones

El trastorno bipolar también afecta a la energía de la persona. Además de la memoría la capacidad de atracción, el deseo sexual, el apetito, etc.

Una creencia muy típica es esta. “Aparte de usar la medicina, no hay casi nada que se pueda hacer para mejorar el trastorno bipolar“. Esto es otro error más.

Aunque la medicación lo más básico del tratamiento contra el trastorno bipolar, la psicoterapia adecuada es lo que marca la diferencia. Además, puedes mejorar los síntomas haciendo ejercicio de forma diaria, comiendo sano, durmiendo las horas necesarias, etc.

Reducir el estrés al mínimo produce una mejora muy importante en la calidad de vida de las personas con trastorno bipolar. Y en cualquier otra persona por supuesto.



Todos los tipos de Trastorno Bipolar

El trastorno bipolar es muy diferente en cada persona. Como cualquier otra enfermedad mental. Sobre todo en cuando a la gravedad o la frecuencia de los episodios.

Ya se ha comentado que en la mayoría de los casos el episodio depresivo dura más que el maníaco pero a veces es al revés.

Hay cuatro formas de episodios en el trastorno bipolar. La manía y depresión los más conocidos, pero también hipomanía y mixto. Cada uno tiene sus propios síntomas.


Síntomas en el episodio maníaco

En ese caso, ya te habíamos adelantado. Se caracteriza aquí la euforia, la gran intensidad emocional, mucha creatividad, etc.

En un episodio maníaco, la persona no necesita casi dormir, se vuelve hiperactiva, con mucha vitalidad. Como con una sensación de gran poder y que nada le puede vencer.

Sin embargo, es peligrosa porque la persona puede salirse de control. Aquí nos referimos al gastar de forma incontrolada, realizar una actividad sexual inadecuada, meterte en una pelea, etc.

Por supuesto, esto no ocurre en todas las personas con trastorno bipolar de Sevilla. Depende mucho de las personas y su propio carácter que lo determina.

En algunos casos, no en todos, este episodio se puede acompañar de ciertas alucinaciones. Sobre todo delirio o sonidos irreales.



Síntomas del episodio de hipomanía

La hipomanía es como el episodio maniaco pero menos intenso. Te puedes sentir con mucha energía y vitalidad, con poder. Sin embargo, no pierdes esa conexión real con el entorno ni te dejas llevar por las emociones.

Para la gente de tu entorno, puede sentirse como si estuvieras demasiado animado. Aún así, es muy importante controlar la hipomanía ya que puede interferir en tu entorno social y laboral.

Además, la hipomanía a menudo se convierte después en un episodio maníaco o se combina con el depresivo.


Síntomas de la depresión bipolar

Antes, la depresión bipolar se agrupaba con la depresión típica. Gracias al avance en psicología y psiquiatría se han visto claras diferencias. Sobre todo de cara al tratamiento.

La mayor parte de los pacientes con depresión bipolar no mejoran con los antidepresivos. Incluso estos medicamentos pueden ser contraproducentes de cara después al episodio maniaco.

Aunque a grosso modo, los síntomas depresivos principales sean los mismos hay ciertas diferencias. Por ejemplo, es más habitual ver en la depresión bipolar la culpabilidad. Además de mucha irritación y ansiedad.

Además, en este tipo de depresión se tiende más a la psicosis. Es decir, la pérdida de contacto completo con la realidad. Por ello, se pueden incluir ciertas alucinaciones, como en el episodio maníaco ya comentado antes.



Síntomas del episodio mixto

Como el titulo lo indica, en este episodio se puede combinar al mismo tiempo la euforia y la depresión. Los síntomas habituales aquí se caracterizan por depresión, gran irritablidad, estrés, ansiedad, etc.

Es decir la persona está con una sensación de vacío y al mismo tiempo con mucha energía. Esto es muy diferente de la depresión clásica donde prevalece la fatiga y el cansancio.

Esta mezcla de mayor energía y estado mental depresivo produce una alta tasa de suicidios. Por eso es muy importante tener un buen control de mano de un buen especialista en Sevilla.



Tratamiento del trastorno bipolar

Si tienes o alguien de tu entorno presenta trastorno bipolar, es vital recibir tratamiento cuanto antes. Esto es lo que determinará tu futuro y tu calidad de vida.

No se puede pasar por alto este problema ya que es muy serio si no se trata. Es decir, el trastorno bipolar sin tratamiento siempre empeora en la mayoría de los casos.

Lo positivo de esto es que gracias al avance de los medicamentos, este trastorno es muy controlable. Este tratamiento es a largo plazo y casi siempre, de por vida.

Dado que el trastorno bipolar suele ser una enfermedad constante, es crucial que te sigas tratando aunque te encuentres bien.

Como se ha comentado, la medicación por sí solo suele ser ineficaz. Lo mejor es combinarla con un buen tratamiento de apoyo psicosocial. La ayuda de un buen psicólogo y psiquiatra en Sevilla forma el apoyo necesario para estar feliz y en consonancia.

Por supuesto, el comienzo es duro y necesita de positividad y constancia. El estilo de vida saludable también es muy importante.

Hablemos del trastorno narcisista


El trastorno narcisista se caracteriza por un sentimiento exagerado de valor y amor propio. Al final, este problema puede afectar tanto en el ámbito social como laboral.

Las personas que padecen el trastorno narcisista suelen pensar que su propia vida influye en todos. En la de cualquier persona que se encuentren en su camino.

Estas personas suelen tener un estilo de vida por encima de sus posibilidades. Además suelen ver por encima a todos los demás.

Por ejemplo, el individuo con trastorno narcisista suele criticar la simplicidad de un camarero. Incluso criticar el trabajo de su propio médico.



Cómo diagnosticar un trastorno narcisista

Para diagnosticar este trastorno en alguien es importante primero valorar la presencia de varios síntomas:

  • Suele exagerar sobre lo que ha conseguido y sus capacidades. Tiene la necesidad constante de ser valorado como sobresaliente en todo lo que hace.
  • Fantasea mucho sobre sus posibilidades de realizar grandes logros. Es incapaz de poder pensar en las dificultades que puede conllevar. Para el pensamiento de una persona narcisista, no hay dificultades. El o ella es capaz de cualquier cosa.
  • Tiene el pensamiento de haber nacido con el único objetivo de triunfar. Se siente especial y siempre por encima de todo lo demás.


Tiene la necesidad imperiosa de recibir gratitud

Siempre que realiza una acción tiene la necesidad de ser reconocido por hacerlo. Como si llevase una fuerte sensación de propio derecho.

Suele manipular a sus allegados siempre para su propio beneficio. Por supuesto sin importar si puede afectar de manera negativa a alguien.

La persona con trastorno narcisista no puede reconocer ningún tipo de culpa. Tampoco entender las emociones del otro, solo las suyas. Suele tener celos de los demás y tener también la sensación que la gente los tiene de él/ella.


Diagnóstico del narcisismo en la personalidad del niño

Puede llegar a ser difícil diagnosticar el trastorno narcisista durante la infancia o adolescencia. Eso es debido al continuo cambio en su desarrollo, además del cambio hormonal.

Todavía la personalidad no está del todo madura. Aún así se puede observar cuando el trastorno presenta estos síntomas durante más de 12 meses. Suele verse más en los hombres que en las mujeres.

Aún así, es cierto que a medida que estas personas van creciendo y haciendose mayores, el trastorno puede disminuir. No obstante, se han diagnosticado casos de trastorno narcisista en Sevilla en pacientes de más de 50 años.



¿Quién realiza este diagnostico de la personalidad?

Como cualquier otro trastorno, debe ser diagnosticado por un psicólogo o un psiquiatra en Sevilla. Esto es porque tienen el conocimiento suficiente, nadie más. Es muy fácil caer en un falso diagnóstico.

El resto de profesionales sanitarios no suelen tener la sabiduría necesaria como para poder diagnosticarlo. Siempre es bueno derivar a la persona a un especialista de la salud mental.

El paciente con este problema suele darse cuenta muy tarde. Cuando ya ha influido de manera muy negativa en su entorno social y laboral. Esto ocurre porque la persona narcisista es incapaz de ver que tiene un problema.


Posibles causas del trastorno narcisista

No existen causas claras que determinen la aparición de este trastorno. En cambio, hay varios factores que pueden inducirlo. Es decir, aumentan la probabilidad de su aparición.

Algunos psicólogos en Sevilla piensan que puede influir la carga genética familiar. También ciertos factores sociales como la educación familiar en el hogar.

El comportamiento de los padres puede influir mucho en el trastorno. De hecho seguramente más que la carga genética. Todo porque el narcisismo suele aparecer en los primeros años de la adolescencia. La educación aquí juega un papel primordial.



¿Cual es el tratamiento en Sevilla?

El tratamiento del trastorno narcisista se basa en el psicoanálisis y la terapia conductual. El psicólogo en Sevilla debe tener experiencia en este campo y ayudarle a entender su problema.

Si el paciente consigue darse cuenta del trastorno, es mucho más fácil corregir la enfermedad. Además, el psiquiatra puede recetarle ciertos medicamentos para disminuir los síntomas de estrés e irritación.