La psicología forense es aquella especialidad que se involucra dentro del ámbito legal. Es decir, busca la relación que tiene este campo dentro de las leyes jurídicas y los organismos propios.

Muchos profesionales ayudan en los propios juicios aportando pruebas al tribunal o juez, pero no todo es eso. Los psicólogos forenses en Sevilla pueden ejercer dentro de prisiones, centros de menores por delito y comisarias.

También centros de rehabilitación, despacho de abogados e instituciones del gobierno. Además pueden pasar consulta en su propia espacio privado.

Es decir, el psicólogo forense puede ejercer esta especialidad con abogados, acusados, delincuentes y víctimas. También con estudiantes en centros correccionales o de clínicas de rehabilitación.



Investigación y desarrollo de la especialidad

Otros psicólogos forenses se centran en la revisión de la psicología dentro del derecho. Trabajan dentro de universidades ley o instituciones educativas.

De esta forma exploran y examinan la relación entre el comportamiento del individuo, la criminología y el sistema jurídico.



¿Cómo ser psicólogo forense en Sevilla?

Dentro de la psicología forense, el psicólogo en Sevilla debe haber realizado un máster universitario en Psicología Legal y Forense. Gracias a esta especialidad, el profesional podrá realizar informes periciales si es necesario. Además, debe tener un conocimiento amplio de derecho civil, procesal, penitenciario y penal.

Por lo general, el psicólogo forense en Prisión atiende las necesidades relacionadas con la salud mental de los reclusos. Como ejemplo pueden ser terapias de grupo, terapia individual, manejo de la ira, control de la ansiedad, etc. También pueden consultar con el personal de la prisión, los abogados de los reclusos y los propios familiares.



También de la mano de los abogados

Los psicólogos que trabajan directamente con los abogados pueden ofrecer varios recursos. Como ejemplo, exámenes psicológicos, exámenes personales, evaluación de los factores atenuantes, testimonios de competencia. También consejos para la custodia o las visitas de los padres, por citar sólo algunos. Los psicólogos que trabajan en los departamentos de policía suelen ofrecer soluciones para los miembros del personal de su departamento.



Ejemplos de psicología forense

Dentro de la investigación de la psicología forense, como se ha mencionado, se busca la relación entre derecho y psicología. Es decir cómo interactuan ambos campos.

Esto muchas veces parece no terminar nunca. Para entenderlo, os mencionamos alguna elaboración. Perfil legal de la persona, desarrollo de delitos y tratamiento psicológico efectiva para los delincuentes.

También tratamiento por abuso de sustancias ilegales, técnicas de selección de jurado, efectos de la separación y el divorcio, custodia y visitas a los niños. La lista no termina.