Nuestro blog

Trastorno explosivo intermitente. Cuidado con la pareja


El trastorno explosivo intermitente es un trastorno de conducta donde se producen episodios de rabia sin justificación. Existen impulsos de agresividad difíciles de controlar.

Son personas que “saltan” de rabia sin ningun tipo de causa y de una forma desmedida. Los pacientes con trastorno explosivo intermitente afirman que su sensación es de evadirse de su propia razón.

No son conscientes de sus impulsos durante el episodio. Como si se deshicieran de la carga de sus pensamientos internos y les asaltase esa agresividad.



La gran agresividad del Trastorno explosivo intermitente

Es cierto que las personas con esta enfermedad pueden llegar a dañar objetos y mobiliario. Incluso pueden agredir a animales o personas. Se ha estudiado que este trastorno puede comenzar durante los primeros años de la adolescencia.

Además, el trastorno explosivo intermitente puede acompañar de ansiedad, depresión y drogodependecia. Todo esto suele ser como consecuencia del arrepentimiento o las emociones después del episodio.

Se puede diagnosticar cuando el paciente ya ha experimentado varios episodios de gran agresividad impulsiva.



La calma después de la tempestad

Las enfermos afirman también la gran sensación de alivia después de soltar toda esa ira y agresividad. Es una forma de liberar la energía que contienen y las malas sensaciones.

Por supuesto, tan pronto como el confort desaparece, aparece el remordimiento y la tristeza. El tratamiento en estos casos se basa en el reentranamiento conductual.

Un sistema de aprendizaje para administar la forma de expresar el enfado y la rabia de una manera diferente. Es decir basado en la educación y el aprendizaje.



Los riesgos del trastorno explosivo intermitente en el niño

Como en muchos otros trastornos, las causas son multifactoriales. Se incluyen aspectos genéticos, educativos y sociales. Os presentamos los factores más importantes que influyen en el trastorno explosivo intermitente:



Factor hereditario

Se ha presentado muchas veces la hipótesis de que los atributos que comprende el trastorno se transmiten de ambos padres a los jóvenes.

Aun así, no se ha identificado ningún tipo de gen que ejerza una influencia importante en la introducción de este carácter explosivo e hiriente.



Factor corporal y orgánico

Los informes han sugerido que el desorden explosivo intermitente puede surgir como resultado de una mala gestión entre la excitación e inhibición del individuo.

Es decir, existen ciertas zonas cerebrales que activan o inhiben la respuesta lucha – huída ante un estímulo externo Todo gracias a la hormona serotonina que actua como neurotransmisor.

La serotonina podría estar compuesta de manera diferente en aquellos con trastorno explosivo intermitente.



Factor social y de entorno

El entorno en el que crecerá el niño/a influye mucho en la posivilidad de desarrollar el trastorno. Se ha llegado a la conclusión que los niños sometidos a duros castigos son más propensos a padecerlo. Sobre todo castigos de carácter violento.



Síntomas del Trastorno Explosivo Intermitente

Existen numerosos síntomas en el trastorno explosivo intermitente. Todos ellos varían en función del tipo de personalidad en sí. También en función de su capacidad social para relacionarse y la capacidad de autocrítica. Por supuesto influirá si la persona abusa de psicotrópicos como la marihuana o la cocaína.

  • Gran agresividad física y verbal mediante tono elevado e insultos.
  • Agredir cualquier cosa/ser del entorno.
  • Gran dolor de cabeza después del episodio.
  • Gran estrés y tristeza después del episodio.
  • Sensación de falta de control para razonar y ser consciente del momento.


Consecuencias de esta enfermedad

Aquí viene la peor parte ya que si no se trata este trastorno en Sevilla mediante un psicólogo adecuado puede haber consecuencias desastrosas.

El paciente con trastorno explosivo intermitente en Sevilla puede encontrarse con problemas de adicción de drogas. También encarcelamiento por agresión o incluso homicidio involuntario. Incapacidad para establecer un trabajo cara al público. No poder establecer una familia de manera sana y natural, etc.

Psicólogo Sevilla

Mejor psicólogo en Sevilla

Calle Vermondo Resta 4 41018, Sevilla

info@psicologo-sevilla.es
+34 95 5234528